GENERAL: LA BOLSA ESTA BARATA, ¿DEBEMOS COMPRAR AHORA? NO ¿POR QUÉ? Parte I

 

Quiero o más bien me gustaría dejar las ideas muy, muy, muy claras. El problema es que muchas veces uno no es capaz de hacer ver a los demás lo que para él es una situación muy clara. Pero vayamos poco a poco avanzando en el razonamiento del presente artículo, que a la fine, lo que tratará de demostrar es que algo diferente está sucediendo, y que la eterna historia de “yo compro hoy, que si no sube hoy subirá mañana” puede ser un pensamiento totalmente equivocado.

En los momentos actuales estamos asistiendo a un “crack” bursátil de la renta variable en toda regla, como sucedió en el 2000-2003, pero hay que poner matices a esta comparación, porque de hecho no se parecen en nada. Para un tipo de situación tan relevante, deberíamos intentar analizar la situación sin cortapisas desde diferentes puntos de vista, sobre todo desde el punto de vista fundamental, desde el punto de vista técnico y desde el punto de vista real.

Si analizamos la situación desde el punto de vista fundamental, el movimiento bajista de los mercados es 100% racional, en tanto en cuanto resulta obvio que existen una serie de problemas reales en ciertas entidades bancarias que están desembocando en un falta de liquidez monetaria que está perjudicando gravemente a las economías mundiales. Pero en España pasa algo más. Sí, deberemos recordar la frase de “Spain is different”, porque si los demás están mal, nosotros estamos algo peor, pero yo no lo digo por decir, pues el “boom” inmobiliario, unido a la falta de liquidez y de créditos, ha dejado súbitamente un parón radical en el motor de nuestra economía.

Yo tengo amigos o conocidos. Uno de ellos tenía un negocio de venta de coches de segunda mano, en concreto tenía 4 locales, en Alcalá de Henares, en Torrejón de Ardoz, en Coslada y en San Fernando de Henares. No me invento nada, se llamaba DYPCAR e incluso ahora se pueden ver carteles publicitarios en la nacional II. El propietario me decía “ayer vendí 5 coches, pero los bancos les han rechazado los créditos a los 5, y al final las ventas han sido 0”. La solución al problema crediticio, en este caso ha sido clara, el 31 de agosto cerró todos sus negocios. Otro amigo tiene un negocio de gestión promotora de pisos, principalmente de protección oficial. El pasado mes de abril me decía “Llevamos varios meses sin vender nada, y por el momento no hay problema. Estoy dispuesto a aguantar esta situación 12 meses más, y en caso de continuar así, cerraré. He hablado con la arquitecta con la que trabajo y me ha comentado que ella solo podía aguantar 2 meses más, pues estaba perdiendo en salarios 15.000 euros cada mes”. La situación actual es que la arquitecta cerró su negocio y mi amigo sigue esperando sin vender nada, a la espera del transcurso del tiempo, para cerrar antes de arruinarse. Mi mujer trabaja en una empresa de subasta de coches llamada “YYYY” y tienen una campa donde los aportadores de coches dejan sus vehículos y tienen que pagar por dejar el vehículo allí, con independencia de que se vendan o no se vendan. Empresas como “FFFF” (marca de coches popular) no les pagan ni el coste de la campa por falta de liquidez. Un amigo íntimo trabaja en una empresa llamada “OOOO” y particularmente gestiona una UTE en donde el cliente final es la Comunidad Autónoma de AAAAA, el Ayuntamiento de ZZZZ y otra empresa pública ferroviaria archiconocida, y en estos momentos tienen una pequeña factura de 2,3 millones de euros que no la pagan porque están negociando la refinanciación de su deuda para poder hacerlo. Pero además esta empresa tiene algo más de 7 millones de euros pendientes de cobro con otras UTE’s cuyo cliente final es la empresa pública anterior. El ayuntamiento en el que vivo, tiene a proveedores sin pagar desde el mes de abril.

La razón de no mencionar los nombres concretos de las empresas implicadas es por no incurrir en sacar a la luz información que ha llegado a mis manos de forma confidencial, pero que para nuestra desgracia, es absolutamente cierta.

En definitiva, estas situaciones relatadas son situaciones íntimamente ligadas a mi, situaciones cercanas de las que soy partícipe directo. Durante los años 2000 a 2003 yo no viví de forma directas situaciones como las que acabo de relatar. Supongo que al resto de los mortales les tiene que estar sucediendo lo mismo que a mi.

A simple vista, no solo yo, creo que muchos analistas dirían que el problema de la crisis actual es bastante más serio que la situación sufrida en los años 2000 a 2003, crisis que se desarrolló en 2,5 años, y recalco el tiempo de duración de la crisis como un datos que posteriormente (en la segunda parte del presente análisis) se desarrollará.

La conclusión, desde el punto de vista fundamental es que estamos en una crisis real y muy seria, que justifica el movimiento bajista de los mercados de valores. Ante esto, la pregunta sería si la corrección sufrida es suficiente, o si por el contrario, podemos estar ante el inicio de algo mucho más serio. En cierta medida la respuesta a esta pregunta no es realmente importante, pues aunque la respuesta fuera que la corrección sufrida es la justa y necesaria, debemos de asumir una realidad innegable basada en la irracionalidad de los mercados.

Tanto los movimientos al alza como los movimientos a la baja son casi siempre desproporcionados con respecto a la realidad. ¿Qué quiero decir con esto? Cuando los mercados comienzan a subir, siempre llegan momentos en donde ciertos analistas empiezan a considerar que el mercado ya ha subido bastante y que debería retroceder o detener su proceso alcista, y sin embargo los movimientos al alza continúan de forma desmesurada, desconociéndose donde estará el punto de giro. Sirva como ejemplo reciente el movimiento alcista del precio del petróleo, que se disparó hasta casi los 150 dólares el barril, precio totalmente insospechado 2 años antes. En el caso de que nos refiramos a movimientos a la baja, como actualmente está sucediendo el la renta variable, la situación no cambia un ápice, y nunca podremos pensar que la caída ha sido suficiente y que el nivel o precio de los valores en la actualidad es barato, pues lo que inicialmente puede ser barato, transcurrido el tiempo puede ser extremadamente caro.

En la segunda parte del presente análisis, que desarrollaré el próximo fin de semana, intentaré demostrar lo peligroso de invertir en bolsa en el momento actual, simplemente porque alguien dice que el mercado está barato. En la segunda parte del presente análisis, que desarrollaré el próximo fin de semana,  intentaré demostrar hasta donde podemos descender en el movimiento bajista actual. En la segunda parte del presente análisis, que desarrollaré el próximo fin de semana,  intentaré demostrar que la actual situación bajista puede llegar a durar 6 años, y no 1 como por el momento llevamos. En la segunda parte del presente análisis, que desarrollaré el próximo fin de semana,  intentaré demostrar que podemos elegir un sistema de entrar en el mercado de mayor fiabilidad a la de decir “el mercado está barato”. Y por fin, en la segunda parte del presente análisis, que seguro que no tenéis ni idea de cuando lo publicaré, intentaré demostrar como y cuando debemos entrar en el mercado.

Y como anticipo quiero adjuntar un gráfico del Índice de la Bolsa de Madrid sin corregir, y otro gráfico del mismo Índice con su corrección lógica, en base a los cuales fundamentaré una parte del análisis de la segunda parte de este artículo. En este gráfico, solo quiero anticipar y destacar como el gráfico corregido muestra que desde el año 1974 (punto “A”), no hemos conseguido superar dichos precios máximos, y por otro lado muestra lo que se debe denominar auténticamente una corrección, y esta es la que sucedió entre los años 1974 a 1980 (movimiento “A – B”). Si comparamos aquella corrección, con respecto a la corrección actual (“1 – 2”), estamos aún en pañales, es decir, en el inicio del fin.

Sin embargo, como lo cortés no quita lo valiente, debo advertir que a pesar de poder tener caídas muy superiores en el medio plazo, en el corto plazo podemos pensar que podamos asistir a un rebote o cambio la tendencia en el corto plazo, rebote o cambio de tendencia que en el momento actual no está confirmado, y que llevaría al IBEX35 hasta la zona de los 12.000 puntos.

Gráfico del Índice de la Bolsa de Madrid y su corrección:

indice-de-madrid-modificado-1.png

Publicidad

3 responses to “GENERAL: LA BOLSA ESTA BARATA, ¿DEBEMOS COMPRAR AHORA? NO ¿POR QUÉ? Parte I

  1. Estoy tan “acollonido” de ver todo lo que esta pasando, que pienso que lo mejor es no moverse, y ante la posibilidad de poder ganar un “duro”, que ya es dificil, que sea el vecino el que se lo embolse….pero yo a dormir tranquilo. Y tu…¿que opinas?

  2. Si lo que sabes hacer es comprar, haces bien en no hacerlo. Yo particularmente creo que el SR6 se va a mantener, pero para los no expertos, lo mejor, repito es permanecer fuera viendo como los demás pierden el dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *