GENERAL: Si la “Bella durmiente” bordaba, nosotros también.

IBEXHORA 1033 1IBEXHORA 1034 3Nuestros amigos Les Luthiers decían que Johann Sebastian Mastropiero compuso el madrigal titulado “La bella y graciosa moza, marchose a lavar la ropa, la mojó en el arroyuelo y cantando la lavó, la frotó sobre una piedra, la colgó de un abedullll”. Lo más sencillo a veces es claro pero difícil de cumplirse, y sin embargo a veces es fácil de que se produzca según lo previsto o al menos según lo más probable. Quizá algunos de los que conozcáis esta famosa obra me comprendáis, y el resto no, pero al menos yo me he quedado a gusto, y eso es lo que cuenta. Quizá no estemos ante la “Bella y graciosa moza”, pero si ante la “Bella durmiente”.

Durante todo el mes de agosto, los movimientos que se han ido produciendo han sido los más probables o predecibles.

La semana pasado, después del “Fallo del MACD” que advertí, se supero la zona de inicio de validez del mismo y el precio se dirigió a la antigua rr1, y desde allí se reinició el movimiento a la baja, para que finalmente se produjera la rotura a la baja el nivel crítico sr1 definido como punto de decisión de la continuidad alcista o de la continuidad o reinicio de los movimientos bajistas, y según podemos comprobar, el primer movimiento a la baja hasta el Soporte Relevante sr2 se puede dar hoy como realizado (ver gráfico del día 16 de agosto).

Parece seguir siendo clave la relación Dólar/Euro, pues al tiempo que el IBEX ha comenzado a tocar su zona de influencia del Soportes Relevante sr2, el Dólar/Euro ha llegado a su Soporte Relevante de base diaria situado en el nivel 1,2597-1,2605, una franja estrecha y que sin embargo tanto hoy como ayer ha sido respetada.

Considerando la perspectiva bajista, y solo la perspectiva bajista en estos instantes para el medio plazo, existe la posibilidad de un rebote en el sr2, en cuyo caso la proyección alcista sería alguna de las dos Resistencias Relevantes expuestas en el gráfico, para continuar la caída, y solo la rotura al alza de la rr1 supondría la posibilidad de creer en un verdadero movimiento al alza.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *