III.1. LÍNEAS DE TENDENCIA RELEVANTES.

¿Cómo se genera una línea de tendencia, desde el más puro punto de vista de su definición? Una línea de tendencia se forma mediante la unión de dos puntos determinados, con la única característica de que los mencionados puntos, que dan lugar a la línea de tendencia, serán puntos máximos ó mínimos formados por el gráfico, o puntos del inicio o fin de un hueco de mercado. Resulta obvio que en función de este criterio, en la figura III.1.1 están reflejadas líneas de tendencia, pero que no son de interés para el análisis, desde el momento en que la evolución de estas líneas de tendencia es la de separarse de los precios rápidamente, con respecto al hipotético punto de análisis que he reflejado.

fig-iii-1-1.png

Figura III.1.1.

Hagamos un poco de historia, ¿cuántas veces hemos comenzado a trazar líneas de tendencia en un gráfico determinado, y cuantas veces hemos encontrado líneas de tendencia en número tal, que al final no sabíamos realmente que líneas de tendencia considerar, y cuales no considerar? Veamos un ejemplo con la figura III.1.2. Considerando el mismo punto de análisis que en la figura III.1.1, podemos ver como existe tal número de líneas de tendencia (exceso de información), que la información que las mismas nos suministran pasa a ser irrelevante y de escasa utilidad bajo nuestra filosofía de “MENOS ES MÁS”. Incluso podríamos decir que son perjudiciales. ¿Y por qué pueden pasar a ser perjudiciales? Pues si, ¿quién me dice que como consecuencia del exceso de información, y ante la posibilidad de una posible operación de entrada o salida del mercado, no nos induzcan a la toma de decisiones inapropiadas?

fig-iii-1-2.png

Figura III.1.2.

Sin embargo, en la figura III.1.3 podemos ver como el número de líneas de tendencia trazadas ha disminuido súbitamente, y la única razón es que en ella solamente he trazado las líneas que podríamos considerar como relevantes.

fig-iii-1-3.png

Figura III.1.3.

En la figura III.1.3 están reflejados, en lo relativo a líneas de tendencia relevantes (LTR’s), los dos formaciones de LTR’s existentes, siendo éstas, como posteriormente detallo, “directas” y “diferidas”.

Antes de adentrarnos en las LTR’s, quiero dejar clara la idea de porque usarlas, al menos para aquellos que son permanentemente críticos con todo.

La formación de una línea de tendencia relevante es “casi” tan válida como aquella que no es relevante, y lo único que puede aportar, respecto a cualquier otra, es que realmente funciona “mejor”, o al menos “un poquito mejor”.

Y si entonces solamente funciona “un poquito mejor”, ¿dónde está su gran ventaja? Yo creo que ya deberías saber la respuesta, pues la misma no es más que la prolongación de nuestra filosofía de trading, es decir, “MENOS ES MÁS”. Efectivamente, las líneas de tendencia son excesivas, mientras que normalmente las LTR’s son escasas, e incluso pueden existir muchos momentos en que no existan LTR’s cercanas a la zona de los precios del análisis de ese momento.

Llegados al punto de tener claro que debemos efectuar una selección de las posibles líneas de tendencia a trazar, definamos claramente los condicionantes y las reglas a cumplir para que una línea de tendencia pueda ser considerada como una LTR.

III.5. UTILIDAD Y USO REAL DE LAS LTR’s.

En la figura III.5.6 podemos comprobar que efectivamente, casi justo en el instante en que ambas LTBR’s coinciden en el precio (punto “10”, debidamente señalizado con un triángulo), el gráfico de precios se aproxima a ellas, lo cual nos daba suficiente información como para deshacer la posición corta que habíamos tomado anteriormente, y “que casualidad” que justo en dicho punto el mercado gira al alza. ¿Es esta una situación de suerte y casualidad, o quizá es porque las LTR’s realmente funcionan? Mi respuesta ante esta pregunta es clara, las Líneas de Tendencia Relevantes funcionan.

 

fig-iii-5-6.png

Figura III.5.6.

Para aquellos más ambiciosos, siempre podían haber mantenido la posición bajista y deshacer la misma mediante la aplicación de un stop de protección, en el momento de la rotura de la LTBR3, es decir, en el momento en que la mencionada LTBR3 se muestra como “resistencia no validada” “en contra del movimiento general del mercado“, pudiéndose observar de igual manera que la barra que provoca la mencionada rotura es de una amplitud notablemente superior a las barras precedentes. Sin embargo, y como más adelante veremos en la aplicación práctica de los soportes y resistencias relevantes, esta segunda alternativa de deshacer cortos suele ser notablemente peor que la alternativa inicial, lo cual no quiere decir que no fuera aplicable, pues en caso de no haberse producido la conjunción del precio con las LTBR’s, el stop de protección debería haber sido aplicado.

Luego como conclusión del ejemplo previo, hemos podido ver como pueden ser utilizadas de forma prácticas las LTR’s como puntos de entrada, puntos de toma de beneficios y puntos de stop de protección, siempre basándonos en las tres formas de enfocar el uso de una LTR.

Ir a “Capítulo IV – Resumen“. Ir a “Capítulo IV – Fragmento Teórico“.

Regresar a “Teoría de La Bolsa Relevante“.