La teoría compleja es la que su autor, Glenn Neely, denomina “Nueva Onda”. En este caso podemos encontrar un conjunto de reglas para efectuar los recuentos, que permiten eliminar muchísimas posibilidades, pero el conocimiento estricto de estas reglas es imprescindible para la aplicación correcta de la teoría, y aún así, la experiencia de consultas con los mayores especialistas conocedores de la misma en España me demuestra que seguimos estando con el problema de las distintas perspectivas. Considerando que la mayoría de la gente no emplea el tiempo necesario para aprender la Teoría de la Onda, éstos aplican incorrectamente la misma, lo cual conlleva el desánimo de los teóricamente expertos y conocedores de las reglas del juego.

Veamos un ejemplo de la dificultad en base a la pauta denominada “triángulo running”, cuya formación teórica está representada en la figura IV.8.3.

fig-iv-8-3.gif

Figura IV.8.3.

Como se puede apreciar, esta formación es muy parecida a la de una “pauta terminal”, lo cual da lugar a una peligrosa interpretación si no se domina la teoría, pues para poder aprovechar esta figura, es imprescindible llevar un recuento de Elliott exacto, previo a la llegada de la figura. Sirva de ejemplo el triángulo running acaecido en el IBEX 35 en marzo de 1998 entre los niveles 9.200 (onda “3”)-8.800 (onda “a”)-9.600 (onda “d”)-9.400 (onda “e”) (figura IV.8.4).

fig-iv-8-4.gif

Figura IV.8.4.

Recuerdo como si fuera ayer esta figura del IBEX 35. Un amigo y yo discutíamos sobre su posible existencia, él decía que se estaba generando una pauta terminal, y yo apostaba por un triángulo running. A pesar de que tras un triángulo running se garantiza un brutal movimiento, cuando la pauta se descubrió, tanto mi amigo como yo fuimos incapaces de incorporarnos al movimiento, por su fuerza y rapidez.

Incluso si tienes la mentalidad, y los años de experiencia y conocimiento necesarios, se debe utilizar bastante tiempo en analizar y tratar de descubrir el recuento correcto o más probable, todos los días, y si sigue varios mercados o valores, este tiempo diario se puede convertir en varias horas (3 o 4 horas de análisis en situaciones sencillas), siendo este un tiempo del cual no todos disponemos, resultando que pretendemos aplicar Elliott con varios minutos de análisis del chart correspondiente para descubrir el movimiento del mercado del próximo día, lo que conlleva a fracasos repetitivos.

La correcta aplicación de la teoría requiere el aprendizaje y memorización de un gran número de reglas, tales como interrelaciones de precio, canalizaciones, puntos de giro significativos, tipos de estructuras, etc., y aún así, la complejidad y dificultad de su aplicación es realmente inconmensurable, siendo probablemente el sistema más complejo dentro de todos los sistemas que existen en el mundo del análisis de los mercados.

El grado de indeterminación, en lo referente al tiempo y precio de finalización de una tendencia es elevado, hasta que no se llega al borde de la terminación de la figura, e incluso algunas veces es necesario que realmente se termine la pauta. Sirva de ejemplo la onda plana reflejada en la figura IV.8.5 (figura que presenté tal cual en los informes que realizaba en www.bolsacava.com, en donde la posible onda plana quedo identificada en julio de 2004, y así lo expuse en la web, y hasta primeros de septiembre de ese año, no pude confirmar la misma. Este hecho provoca el escepticismo de la gente respecto a la Teoría de la Onda, pues ante la exposición de la figura que el mercado está desarrollando, en lo referente al punto de giro y al objetivo de precios del mismo, los distintos expertos analistas Elliottistas, es seguro que determinarán conclusiones diferentes cuando la pauta está a medias en su desarrollo.

fig-iv-8-5.jpg

Figura IV.8.5.

Sin embargo, y como conclusión a esta controversia, es claro que la “Teoría de la Onda de Elliott” (desde el punto de vista de G. Nelly) es compleja porque es completa, lo cual permite estar seguros de los hechos cuando los movimientos de los mercados se acercan a la finalización de la pauta correspondiente, anticipando los futuros movimientos del mercado y confirmándolos, antes de que ningún otro sistema de análisis pueda hacerlo.
La combinación de un recuento de Elliott exacto, junto a los niveles RELEVANTES supone un arma estratégica para la especulación. Así, en la figura IV.8.5 veíamos un hipotético recuento de Elliott sobre el EUROSTOXX 50, y una clara zona de soportes relevantes. Simplemente con estas 2 armas tenemos suficiente información como para iniciar un plan de trading y poner en funcionamiento nuestros sistemas de especulación. En la figura IV.8.6 podemos apreciar como efectivamente los soportes relevantes funcionaron y el recuento de Elliott era acertado.

Ir a “Capítulo V – Resumen“. Ir a “Capítulo V – Fragmento Teórico“.

Regresar a “Teoría de La Bolsa Relevante“.