En el capítulo II se definió el concepto de Tendencia y el concepto de Sentido del Movimiento, y se dejó clara la prioridad de cada uno de ellos, de forma que cuando ambos están en sintonía no hay dudas del movimiento del mercado, pero cuando la Tendencia define una determinada dirección y un Indicador de Sentido del Movimiento “ISM” define la dirección contraria, será siempre predominante la dirección de este último. Los ISM son unas figuras determinadas del mercado o unas situaciones muy específicas de los precios que permiten una clara apuesta de lo que va a hacer el mercado en un futuro. Debemos de considerar a la Pauta Terminal de Elliott (capítulo IV) y a la DMA Crítica Terminal (capítulo V) como 2 Indicadores del Sentido del Movimiento. En este capítulo se estudia el resto de Indicadores del Sentido del Movimiento, con todas sus reglas, stops y objetivo de precios. Tenemos que tener claro que las señales de estos indicadores son por definición más seguras que el resto de señales, y en función de la situación del posible stop, podemos intentar aprovechar íntegramente las mismas, o poner en marcha nuestra operativa con otros procedimientos, como las “bonitas” de un periodo de tiempo inferior.

Para la explicación de toda esta teoría con respecto a los Indicadores del Sentido del Movimiento, el capítulo está formado por los siguientes apartados con un total de 52 páginas:

  • VIII.1. Indicadores de Sentido del Movimiento. Discusión General
  • VIII.2. El “APOYO DE 2+2+2 P EN TENDENCIA”
  • VIII.3. La “ACCIÓN Y REACCIÓN”
  • VIII.4. La “RÁPIDA PLANA”
  • VIII.5. El “VAIVÉN”
  • VIII.6. El “NO VA MÁS”

En este capítulo inicialmente se explica la diferencia entre la Tendencia y los ISM, para a continuación explicar los componentes del ISM “Apoyo de 2+2+2 P en Tendencia“, entre los que se encuentra el “Piano Oscillator“, del cual se explica su fórmula de cálculo y sus posibles usos, y finalmente se comparan sus resultados con el TRIX. Se detallan los criterios que deben cumplir cada uno de los componentes para aportar condiciones favorables para generarse la formación, y el valor mínimo para la operatividad de la formación “Apoyo de 2+2+2 P en Tendencia“. Por último se define la media PLdot3, y los criterios finalización de ISM. El siguiente ISM es la “Acción y Reacción“, para el que se definen los condicionantes de movimiento del mercado para su formación (inicio y fin del movimiento, y periodo de confirmación), el objetivo de precios y el punto de stop de protección. Después se detalla la “Rápida Plana“, ISM para el que se definen los condicionantes de movimiento del mercado para su formación (inicio y fin del movimiento, y periodo de confirmación), el objetivo de precios con su periodo de confirmación y el punto de stop de protección. Con respecto al ISM denominado “Vaivén“, se definen los condicionantes previos “zona de relax“, el propio “Vaivén” del mercado con las diferentes opciones de visualización “Vaivén de Torre”, “Vaivén de Torres Gemelas”, “Vaivén de Edificio” y “Vaivén de Edificio con Antena”, los condicionantes de amplitud del Vaivén, la amplitud media precedente, y el seguimiento y stop de la señal, finalizando con un razonamiento lógico de la razón por la que la señal funciona correctamente. El último ISM es el denominado “No va más“, del cual solamente se detalla su funcionamiento y filosofía. Finalmente, con los mismos gráficos utilizados en el capítulo de Líneas de Tendencia Relevantes y en el resto de capítulo (anteriores o posteriores a este), procedo a la aplicación práctica de todas las señales mostradas en el capítulo, siendo esta la única forma de ver la realidad de las mismas, pues está claro que sobre cualquier señal, por mala que esta sea, se pueden encontrar gráficos que intenten demostrar falsamente su utilidad.

Ir a “Capítulo VIII – Fragmento Teórico“. Ir a “Capítulo IX – Resumen“.

Regresar a “Teoría de La Bolsa Relevante“.