Inicio de un movimiento: Existe una determinada figura del MACD, denominada “fallo del MACD” que tiene una significación especial. Cuando nos encontramos con un “fallo del MACD”, las probabilidades de que se inicie un movimiento en sentido inverso al previamente desarrollado se elevan considerablemente.

fig-v-3-6.png

Figura V.3.6.

En la figura V.3.6 están representados en el caso “A” un “fallo del MACD” bajista y en el caso “B” un “fallo del MACD” alcista. Básicamente la situación que define la existencia de esta figura está basada en la existencia de un movimiento del mercado en una dirección determinada, y a partir de un determinado momento, mientras que el precio continúa en el desarrollo de dicho movimiento, o tras realizar un descanso en su movimiento previo consigue nuevas cotas, el indicador MACD no solo no consigue nuevos puntos extremos de mercado, sino que se sitúa en dirección contraria respecto a la posición de su media, y no consigue superar nuevamente a la misma.

Si suponemos que la dirección previa es ascendente (caso “A”), podemos apreciar como el precio alcanza el punto “A” y posteriormente nuevos máximos absolutos en el punto “B”. Sin embargo, si analizamos al unísono la figura representada por el MACD, podemos comprobar que una vez alcanzado el punto “a”, el movimiento del indicador es a la baja hasta tal punto que cruza a su media igualmente a la baja. Posteriormente, con los nuevos máximos absolutos del precio, el MACD intenta desplazarse al alza, pero su debilidad es tal, que ni siquiera es capaz de sobrepasar al alza a su media. Es esta imposibilidad de sobrepasar el MACD a su media, cuando el precio está realizando nuevos máximos, es lo que refleja el denominado “fallo del MACD”.

La situación opuesta se produce con un movimiento previo del precio a la baja. Esta situación esta representada en el caso “B” de la figura V.3.6, en donde el movimiento descendente del precio continúa entre los puntos “C” y “D”, mientras que en el MACD el punto “c” está por debajo del punto “d”, dándose la circunstancia añadida de que en el punto “d” el MACD no consigue romper a su media a la baja, siendo esta la circunstancia denominada “fallo del MACD”.

Si vamos a buscar esta formación de giro en gráficos diarios o superiores, raramente nos encontramos con ella, y sirva como botón de muestra los siguientes gráficos del IBEX35.

fig-v-3-7.png

Figura V.3.7.

En la figura V.3.7 se refleja el gráfico del IBEX semanal, en donde están identificados los “fallos del MACD” existentes, todos ellos en el sentido bajista, con líneas verticales continuas. El primero de ellos (punto “B”) se produce en octubre de 1997, y aunque solamente de un mes de duración, dio lugar a una brusca caída. Situación similar acontece en el punto “D”, tanto en la estructura de precios previa como en la reacción posterior. En el último “fallo del MACD” (punto “F”) el movimiento posterior del precio no tuvo la profundidad de ocasiones anteriores, pero aún así, confirmó la parada y fin del movimiento alcista previo durante cinco meses y medio.

fig-v-3-8.png

Figura V.3.8.

Tratando de buscar las mismas situaciones de “fallos del MACD” en el mismo espacio temporal del IBEX en gráfico diario, solamente en cuatro oportunidades la mencionada figura surgió, estando representadas las dos primeras en la figura V.3.8 con líneas verticales de trazos y puntos. En el punto “H” se produce un “fallo del MACD” al alza y en el punto “J” a la baja, siendo estos fallos de características análogas a las dos primeras de la figura anterior, es decir, previo al “fallo del MACD” se produce una especie de doble máximo, y después de la figura, una brusca reacción en sentido contrario al movimiento previo.

fig-v-3-9.png

Figura V.3.9.

En la figura V.3.9 están reflejados de igual manera los “fallos del MACD” a la baja producidos en los puntos “L” y “E”.

Resulta interesante destacar como rápidamente se pueden deducir en las dos figuras previas unas claras divergencias OK. En la figura V.3.8 la divergencia estaría en el tramo alcista que va desde octubre de 1999 a enero de 2000 (punto “P”). Situaciones análogas tenemos en la figura V.3.9 en los puntos “N” y “F”.

Finalmente, en un gráfico resumen de las señales del MACD (Divergencias OK y Fallos), en donde con línea vertical continua se reflejan los Fallos del MACD semanales, y con una línea de trazos y puntos figuran los Fallos diarios (una flecha inclinada hacia abajo o hacia arriba no sindica la dirección de la señal), y con una gran flecha vertical hacia arriba o hacia abajo tenemos las Divergencias OK semanales y diarias. En total en 8 años, 3 Fallos semanales, 4 Fallos diarios, 2 Divergencias OK semanales y 3 Divergencia OK diarias.

fig-v-3-9-resum.png

Figura V.3.9. RESUMEN

Ir a “Capítulo VI – Resumen“. Ir a “Capítulo VI – Fragmento Teórico“.

Regresar a “Teoría de La Bolsa Relevante“.