La felicidad me invade, y el mercado no ha cambiado

Algunos sabrán porque soy feliz, ¿verdad ALBI?, pero si vamos al grano, hoy hemos visto un pequeño retroceso, un pequeño incremento de volatilidad, pero ya creo que somos tantos los que queremos que haya un retroceso mediano para poder entrar largos, que el mercado no nos deja, al menos hasta el momento.

Yo creo que los puntos de inicio de un retroceso, un retroceso que en principio sería controlado, están muy claros, para el DAX tendría como punto clave el sr1, y el NASDAQ el sr1, aunque esto mismo, si miramos más en el corto plazo, lo podríamos cambiar por el sr0 en el muy rabioso corto plazo.

Mientras tanto, seguir con las galletas CUÉTARA (siempre igual).

Bueno, si se rompen los Soportes Relevantes sr0, quizá el informe de mañana sea más interesante, y sino, breves y sin mucho contenido por la claridad del asunto.

5 responses to “La felicidad me invade, y el mercado no ha cambiado

  1. Cuanto más tarde en llegar la caída más profunda y violenta en profundidad será . Está todo el mundo pensando que sería en febrero con los antecedentes que este mes tiene con lo cual la dejarai para otra ocasión

  2. La verdad es que viendo al Dax se te quitan las ganas de ser alcista desde que superó sus máximos en los 13800 está siendo decepcionante su recorrido sin fuerza y sin interés por subir se ve que el recorrido por arriba es mínimo nada a ganar y muchísimo a perder si las cosas se tuercen y los bonos están avisando.Cuidadinnnnn ahí fuera

  3. javivi, vale, no tiene fuerza alcista, pero búscame la fuerza bajista, pues esa yo tampoco la veo

  4. De momento no hay nada bajista donde buscar Luis pero es evidente que un índice que supera sus máximos y no sube con fuerza pues me da que pensar pero vamos que Europa está como está sube menos que USA y baja más que USA eso es lo que tenemos estos 6 últimos años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.